RSS Feed

24/2/17

En la escalera...


De día, la casa solo era el recuerdo de vidas pasadas….Sus paredes intransigentes mostraban aún  la firmeza y fortaleza de otros tiempos. Todo discurría igual que en una vieja fotografía en donde podían conjugarse, el quizás, el recuerdo y hasta el olvido… pero ahora de noche, ahora era otra cosa…

Afuera el viento se paseaba a sus anchas por los túneles del corredor amoldándose en cada uno de los recovecos, el incansable viajero había adquirido mas fuerza al transcurrir de las horas y se deleitaba de la frescura de la noche, mientras yo por el contrario, me quejaba de este cambio de horarios que había adquirido últimamente..dormía de día, dormía de tarde y entrada la noche también dormía, pero luego el noctambulismo se apoderaba de mi y de los objetos de mi cuarto..

Escuchaba cada ruido en la oscuridad…el crujir del techo, los brazos estirados de la rama del árbol de lima limón, rasgando con sus afilados dedos el cristal de la ventana de la sala y podía, si afinaba el oído, escuchar como la mecedora del cuarto de los niños entonaba su param...parom...param...parom...bah!!..Digo niños y mis recuerdos se pierden en tantas imágenes pasadas…vivencias de esos niños que ya no lo son mas y marcharon a buscar sus propios niños..conocía muy bien ese ritmo a través del túnel del tiempo…cuantas veces lo había escuchado?

Entonces me aferre a mi almohada para evitar caer en ese adormecedor sonido de la mecedora que se balanceaba como ondulantes olas…no quería dormir, necesitaba estar despierta y atenta a su llegada desde lo mas profundo del mar de la luz de aquel solitario farol en la planta baja….escucharlo llegar deslizando sus pisadas por la escalera…ascendiendo como un pirata de antifaz, y entonando con su acordion canciones que anunciaban cada uno de sus pasos…

-        Puede ser terriblemente cruel no cantarte demasiado…entonaba mientras los escalones crujían haciendo el coro…

Corrí a su encuentro desprendiéndome de los mares de encajes y apartando el abrazo de los hilos de seda, y mientras me aproximaba, su voz adquiría tonos mas dulces…

-        Acaso dormías?

-        No....toda la noche te esperé sentada en la escalera…


MUCHAS MAS HISTORIAS DE ESCALERAS EN CASA DE CHARO

12 DEJA TU COMENTARIO AQUI:

vivian dijo...

Un relato estremecedor, con momentos muy intensos y un clima especial que lo hace sumamente interesante de seguir. El sonido de la mecedora... parece que lo escucho, cuando en un desvelo de mi noche estoy leyendo tu relato.
un fuerte abrazo!!!

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Entiendo que tengas un desvelo y casi que visualizo lo que contás.
Un abrazo.

Carmen Andújar dijo...

Claramente visualizo esa espera en la escalera hasta el momento de felicidad que siente con la llegada de su amor.
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Por momentos me resultó melancólico, otros, estremecedor, pone el cierre el encuentro romántico. Tiene de todo esa escalera! Un abrazo

Tracy dijo...

Me he metido tanto en el relato que me he sentido acongojada.

Pepe dijo...

Cuando llega la noche, con ella llega el silencio y con el silencio llega la amplificación de un montón diverso de sonidos, ruidos, crujidos que nos sobrecogen el alma y hacen que un cierto temor see apodere de nosotros. Inquietud que es más liviana cuando esperamos a alguien que nos arrope con sus brazos.
Un fuerte abrazo.

Sindel Avefénix dijo...

Muy buen relato, nos mantiene en vilo con muchos toques de suspenso y sensaciones que se acrecientan en cada párrafo.
El final es sorprendente e inesperado. Un beso.

Ame dijo...

Hay momentos en que invade la nostalgia, pareciera que el corazón se vuelve lento y en otros te estremece.
La mecedora me trae recuerdos que había olvidado, gracias.
Un beso

Ame dijo...

Por cierto, no sé cómo llamarte, te había visitado, lo recuerdo, pero no encuentro tu nombre, me pierdo
Ya te sigo

Campirela_ dijo...

Lo que la mente puede llegar a sentir en una noche desvelada , oír ruidos y pensar en todos los recuerdos es un hecho ...tú relato nos lleva a esa situación de tensión , miedo y espera .Muy bueno llegas a sentirlo conforme lo vas leyendo .
Un besote grande .

Leonor dijo...

Me ha encantado. Esa espera mientras se deja llevar por los recuerdos es algo que nos suele suceder a todos y ha sido fácil entrar en tu relato y dejarse llevar.

Un beso

Charo dijo...

Has creado una atmósfera un tanto siniestra con esos ruidos y esos recuerdos de algo que ya no está y por un momento pensé que iba a suceder algo terrible...afortunadamente parece que la visita disipará las sombras oscuras que se cernían sobre la protagonista.
Muchas gracias por participar!
Un beso

Publicar un comentario en la entrada

Para los que solo fui sombra..para aquellos que deje huella...escribiré siempre que pueda todo lo que mis divagaciones me hagan sentir...